Hola a todos. He creado este blog, con la intención de que exista un lugar en la red, abierto para compartir experiencias, proyectos e ideas. Me considero una persona jovial, amante de nuestro planeta, viajero, soñador y apasionado de nuestro entorno. Me gusta viajar, realizar deportes en contacto con nuestro medio natural, para disfrutar con familia y amigos de largas jornadas de entretenimiento. Todo para aprender. Quiero con esto invitar a que se acomoden en el diván de la tertulia, y comunicar aquello que os entusiasme y os ayude a soñar. A partir de aquí, tenemos mucho que hablar.

“La Tierra y el cielo, bosques y campos, lagos y ríos, las montañas y el
mar son excelentes escuelas que nos enseñan muchísimas cosas que no se pueden
aprender en los libros”.

John Lubbock


jueves, 19 de octubre de 2017

Ruta por el Desierto de Tabernas 

5 de abril de 2017


El desierto de Tabernas es un ecosistema localizado en la provincia de Almería y protegido como Paraje Natural en una extensión de 280 km2. Es un territorio único con un encanto especial. Solo hace falta estar inmenso y atento para percibir los detalles y disfrutar de ellos. Los bosques, los valles fluviales y las montañas pueden ser lugares que pueden estimular nuestros sentidos. Pero por el contrario pueden existir otros que nos hacen dudar en visitar por la aridez y desolación que ofrecen sus territorios. Las altas cumbres, las playas vírgenes o las zonas áridas son los que provocan un cierto recelo por su dureza. Zonas sin agua y con temperaturas que los hacen ser extremos, pero que aun así, provocan una llamada por su belleza enmarcada en un halo de emoción y un cierto misterio. El Desierto de Tabernas es uno de esos ejemplos en el que la vida parece que es inexistente. El tópico del calor extremo de los desiertos nos hace dudar en acercarnos a ellos. Sin embargo, por su cercanía a los grandes núcleos urbanos muy bien comunicados, nos da la oportunidad de recorrer su territorio de una forma segura. Solo usando el sentido común y un buen equipamiento nos permiten vivir una auténtica aventura y descubrir que las zonas más extremas pueden albergar mil especies que lo llena de vida.

   
Powered by Wikiloc

Para descargar esta ruta: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20304215 

 Actividad/Senderismo





Distancia recorrida: 11,32 kilómetros
Altitud min: 235 metros, max: 342 metros
Desnivel acum: Subiendo: 178 metros, bajando: 178 metros
Grado de dificultad: Fácil
Tiempo: 3 horas 3o minutos, (con paradas incluidas)
Fecha: 5 de abril de 217
Finaliza en el punto de partida: Si. (Ida y vuelta)
Coordenadas: 824
Recomendaciones: En verano no hacer esta ruta en horas de máxima insolación. Aconsejo realizar esta ruta en sentido contrario para terminar la jornada en las zonas más frescas. Todas las épocas son buenas aunque en primavera es más espectacular.


   

Vídeo editado por El Rincón del Viajero: https://www.youtube.com/watch?v=OYe9txDiniI



Para realizar este recorrido debemos acudir al Centro de Información Turístico emplazado junto a los aparcamientos del Parque Temático Oasys Mini Hoolywood. Este parque fue construido para Sergio Leone para rodar múltiples películas. A partir de ahí ha sido escenario de un sinfín de rodajes y actividades relacionadas con el mundo del cine. El parque presenta espectáculos de acrobacias diarias, como una incursión falsa en un banco y una recreación de los momentos finales de Jesse James . También tiene un complejo de natación, mina de oro abandonada, salón estilo Cowboy, un Fun Barn para actividades infantiles, un zoológico con pájaros y felinos en jaulas y muchas tiendas occidentales falsas. En los alrededores encontraremos carteles informativos de las características de la ruta. Los carteles indican el recorrido hacia el Barranco del Grillo, al cual se baja por una larga escalinata hacia la rambla flanqueada por los “bad - lands” Nosotros en esta ocasión la haremos al contrario para evitar las horas de máxima insolación y terminar la jornada a medio día en los palmerales y ramblas; zonas que son las más frescas y húmedas.


Así debemos cruzar la antigua carretera Nacional 340 que se dirige al pueblo de Tabernas. Justo en frente se localiza la zona conocida como El Chortal. En este punto tomaremos como referencia el poste telefónico que observamos a la derecha, para dirigirnos hacia un sendero bien marcado por hitos de madera que nos señalan con las franjas blancas y amarillas que estamos en una ruta de pequeño recorrido (PR).


Tras bajar durante un buen trecho por un camino accidentado a consecuencia de las pocas lluvias torrenciales que esporádicamente caen en la zona, encontraremos una corta subida que nos llevará a alcanzar una zona más elevada donde observaremos unas profundas zanjas excavadas que dejan al descubierto algunas tuberías de agua.


El camino se estrecha convirtiéndose en vereda que nos adentra en un territorio único donde observamos una gran variedad de plantas en las que se encuentran lavandas, tomillos y jaras repletas de flores. La primavera la encontramos en pleno esplendor y nos sorprende ver que la vegetación prolifera gracias a que en esta zona la media anual de precipitación es de tan sólo 243 mm y que gracias a las condiciones del suelo, aunque pobre de margas y areniscas alberga algunos tipos de vegetación que consiguen retener la suficiente humedad para ofrecer el espectáculo que estamos viendo. De esta forma alcanzamos la rambla del Río Tabernas un lugar sin duda para detenernos a contemplar el paisaje que nos ofrece.


Aquí tenemos varias opciones, podemos tomar el cauce de la rambla, río abajo tomando como referencia los restos de un cortijo. Más adelante alcanzamos un lugar para admirar un paisaje flanqueado por grandes paredones de cárcavas que rodean las ramblas. Son en estos lugares donde nidifican gran cantidad de aves como la paloma zurita, la carraca, el cernícalo vulgar, el mochuelo común, la grajilla, el avión roquero, el vencejo real, la collalba rubia, el gorrión chillón (Petronia petronia) o el camachuelo trompetero (Bucanetes githagineus), que normalmente habita en los oasis saharianos.


Por la riqueza de su avifauna este paraje se declaró Zona de Especial Protección para las Aves por la importancia de este hábitat, donde predominan las paredes que les sirven para refugiarse y nidificar. Además, en este singular paraje habitan reptiles como la lagartija colirroja, la culebra de escalera o el lagarto ocelado; y mamíferos como el conejo, el lirón careto y las dos especies de erizos españoles, el moruno y el común. La abundancia de abejas y otros insectos que liban sus néctares conforman la dieta principal de las aves de la zona, como el abejaruco, que construyen sus nidos en profundas cavidades horadadas en los taludes de las ramblas, para así protegerlos de depredadores como la culebra de herradura.


Tras visitar este tramo. Podemos dar la vuelta antes de conectar con la rambla del Arroyo del Verdelecho, lugar donde se une la ruta por donde más tarde debemos pasar. Tras esta corta visita regresamos al lugar donde abandonamos la ruta para continuar nuestro camino. En este sitio observaremos los arcos de piedra perteneciente a un cortijo que dominaba esta parte de la rambla.


Desde aquí remontamos el cauce de la rambla observando un lugar mucho más abierto también flanqueado por diferentes sustratos erosionados por las aguas en el pasado. Estos sustratos estaban inundados en un mar que se extendía por este territorio hasta la Sierra de los Filabres, en cuyos bordes permanecen fósiles de coral de la época del Mioceno, marcando fielmente la posición de la que era antes la línea costera. Con detenimiento, en muchos taludes podemos observar los sedimentos que los ríos arrancaban al relieve que estaba emergido convirtiéndolo en el paisaje que en la actualidad vemos.


Durante nuestro recorrido no es difícil encontrar plantas que se desarrollan sobre suelos arenosos y saladares como el “Jopo del zorro” o “el Cipote lobo”, una planta endémica y parásita de raíces de arbustos que solo emerge su aparato reproductor para ser polinizado por las moscas. Esta planta además de localizarse en el Desierto de Tabernas se la puede encontrar en zonas litorales desde el Algarve Portugués hasta Alicante, y en zonas del interior de Albacete, Granda y Toledo.


Otras especies afrontan el rigor del medio mediante la suculencia o capacidad de almacenar agua en su interior, como la chumbera. Otro procedimiento consiste en desarrollar amplios sistemas radiculares para captar agua, de carácter superficial, lo que produce distanciamiento entre las plantas o bien horizontales aprovechando la existencia de aguas subterráneas, y dotándose de órganos ajenos a la radiación solar, como bulbos, tubérculos y rizomas. La formación de espinas es uno de los sistemas defensivo que presenta gran número de matorrales y arbustos.


Continuamos nuestra ruta estando atentos a las señalizaciones de los hitos de madera que se encuentran en el margen izquierdo de esta rambla. Aquí existe un camino accidentado que asciende hasta una meseta conocida como El Llano del Duque.


Pronto el camino se vuelve más llevadero y observamos como las zonas de solana y de umbría condicionan también el paisaje. Desde aquí pueden distinguirse dos hábitats principales, montes y ramblas. En el lugar donde nos encontramos podemos observar especies típicas de los montes como la perdiz roja que hacen sus nidos junto a los espartales.


Esta meseta es también territorio de caza de algunas rapaces como las águilas reales y las perdiceras, así como algunas especies de halcones peregrinos que se trasladan desde la Sierra de Alhamilla buscando sus presas. También están presentes otros depredadores como el búho real y el zorro que utilizan la noche para cazar los muchos roedores existentes en la zona.


Nos encontramos además en un lugar privilegiado donde podemos avistar a lo lejos algunos de los poblados construidos para la industria del cine y que han servido como escenarios de grandes películas, anuncios publicitarios y algunos documentales.


Tras el descanso en esta meseta bajamos de ella por una vereda que desemboca en la Rambla del Arroyo del Verdelecho. Aquí de nuevo existen dos opciones, podemos remontar el arroyo para visitar los poblados o bajar por el arroyo para continuar la ruta. Nosotros decidimos visitar los poblados para vivir la experiencia de transportarnos al lejano oeste americano.


Para visitar los poblados debemos a estar atentos a un camino que parte de la rambla a la izquierda. No existen los hitos de señalización por lo que deberéis buscar el camino en la base de los taludes que flanquean el cauce. Este aparecerá en forma de rampa y accidentado que sube a media ladera hasta subir a una nueva meseta. Una vez alcanzada la llanura, podéis elegir el poblado que queréis visitar, Nosotros en esta ocasión nos dirigiremos al que vemos a la izquierda.


Tras llegar a las inmediaciones de este núcleo de casas tenemos que rodear la valla para alcanzar la entrada al poblado conocido como Western Leone, un parque temático de estilo occidental que fue construido en 1968 para rodar las películas de Sergio Leone, siendo el más pequeño de los tres parques temáticos en el Desierto de Tabernas y que en la actualidad se mantiene como una atracción turística.


Tras la visita al Westens Leone dirigimos nuestros pasos a l otro grupo de construcciones que tenemos a nuestras espaldas por el camino por donde hemos venido.


De esta forma nos adentramos por los restos de una fortaleza mexicana que fue construida en 1970 para rodar la película El Cóndor y otras películas posteriores. Con el paso del tiempo solo quedó en pie una torre y parte de las murallas que lo rodeaban. En su interior solo quedaron la Pensión Coyote, la Cantina, parte del Salón y otros restos del decorado. Esta instalación cayó en mal estado en 1986 quedando en la actualidad en un total estado ruinoso. 

 El desierto de Tabernas. Un ecosistema de película 

 El territorio de Tabernas emplazado en la provincia de Almería, es único en nuestro continente por el alto valor ecológico y paisajístico, siendo también uno de los puntos geológicos y botánicos más interesantes del sur de Europa, al ser el lugar más distante de las borrascas que se producen en el Atlántico, cuyos últimos vestigios son cortados por las sierras y montañas que lo rodean.
Por su estratégico emplazamiento, siendo cruce de caminos entre el reino de Granada y Murcia durante la ocupación musulmana de la península, ha sido lugar de asentamientos de diferentes culturas, sobre todo durante la época de ocupación musulmana hasta la reconquista, época donde fue recuperada su alcazaba en cuya torre pernoctó la Reina Isabel de Castilla; la misma torre que ordenó reparar Carlos V en 1522 para defender el castillo de los asedios de piratas berberiscos.


Aunque la historia del Desierto de Tabernas es de gran interés, Tabernas no fue internacionalmente conocida hasta finales de los años 50 gracias a la belleza de sus territorios, en el que algunos directores de cine, vieron en este lugar el escenario ideal para rodar sus películas, convirtiéndose así como «El Hollywood europeo» de los años 60 y 70.
Tras los éxitos de las películas estadounidenses del director italiano Sergio Leone, se proclamó como la capital del spaghetti western o western italiano, quedando así conocida en el mundo del cine, propiciando la llegada de los más importantes directores y actores de Hollywood que pisaron el desierto de Tabernas cosechando grandes éxitos.
Durante la década de los 60 se rodaron películas míticas como la “trilogía del dólar” que protagonizó con maestría el actor Clint Eastwood. Otras películas, protagonizada por actores de renombre como: Henry Fonda, Charles Bronson, Jason Robards y Claudia Cardinale consolidaron el desierto de tabernas como el gran escenario del lejano oeste que hoy conocemos. Sin embargo, aquí también se rodaron películas míticas de otros géneros donde el desierto de tabernas les han propiciado una gran fama. Sobresalen: Lawrence de Arabia (1962), Cleopatra (1963), Patton (1970). Años más tarde, en la década de los 80, Conan el Bárbaro (1982) o Indiana Jones y la última cruzada (1989) siguieron afamando el lugar.
Para estas películas se tuvieron que construir diferentes escenarios naturales que en la actualidad prevalecen como verdaderos oasis en un marco paradisiaco. Por esto, en algunas zonas del desierto aún se pueden ver parte de los decorados que pertenecieron a algunas películas rodadas, como por ejemplo algunos palmerales de aspecto paradisiaco y la fortaleza mexicana construida para El Cóndor. Posteriormente en 1986, estos decorados fueron aprovechados para otras películas. En la actualidad algunos de estos escenarios están en un total abandono y en el caso del fuerte mexicano, en un serio peligro de derrumbe.
A mediados de los años 60 se construyeron los poblado de Western Leone y Yucca City, este último diseñado por Carlo Simi para el rodaje de varias películas dirigidas por Sergio Leone. Más tarde las instalaciones fueros dotadas de algunos extras pasando a ser Mini Holywood una atracción turística que más tarde fueron comprados por una empresa hotelera que la dotaron de otras infraestructuras para convertirlo en lo que es hoy.
A partir de los años 80 tras el rodaje de varias superproducciones, el Desierto de tabernas poco a poco entra en un constante declive a consecuencia de las pocas películas demandas. A pesar de esto nunca ha dejado de ser buscada por nuevos productores para rodar nuevos proyectos, llegándose a rodar importantes videos – clips o súper series de gran audiencia como la sexta temporada de Juegos de Tronos.


Regresamos a la rambla para continuar nuestro camino observando de nuevo una gran variedad de plantas. Algunas suelen desarrollar hojas duras y muy pequeñas para producir la evotranspiración, como la Salicornia, que coloniza gran parte de los márgenes de las ramblas.


Algunas plantas efímeras carecen de los mecanismos suficientes para sobrellevar los largos períodos de sequía, sin embargo disponen de un metabolismo muy acelerado y de períodos vegetativos muy cortos, así sus semillas germinan y crecen con suma rapidez, completando su desarrollo en breve tiempo, suficiente como para florecer y generar nuevas semillas a la espera de otro período húmedo, como el caso de la raspalengua, matagallos o gamonita. También algunas especies de jaras encuentran aquí un lugar idóneo para proliferar.


Mientras caminamos por la rambla vemos que este territorio es rico en estratos geológicos de suma importancia formados en los últimos 10 millones de años. En esta rambla, en cada recodo del itinerario, encontramos curiosas formaciones compuestas por rocas blandas sedimentarias que nos llaman enormemente la atención.


Un poco más adelante una enorme muralla oscura y tétrica nos sobrecoge. Se trata de un verdadero monumento geológico formado por margas grisáceas y conglomerados y arenisca con ciatos muy diversos. Estos depósitos forman unas cornisas de erosión diferencial típica del desierto. Las disposiciones de los estratos aquí son muy singulares y de una belleza espectacular. Las arenas y las gravas se acumulan, conjuntamente con limos y arcillas, en los abundantes meandros y terrazas fósiles donde estamos que a la vez que nos sorprenden y nos fascinan.


Continuamos nuestro camino encontrando una nueva sorpresa. En esta ocasión podemos ver en la hendidura de una roca un sapo corredor que se encuentra agazapado para pasar desapercibido. Durante nuestra andadura por estos parajes lo mejor es estar atentos, ya que no es difícil encontrar especies como la rana común o el sapo corredor. También se pueden encontrar reptiles, como la lagartija colirroja, el lagarto ocelado o la culebra de escalera. Aunque más esquiva y difícil de ver, en el desierto también habitan una de las últimas poblaciones importantes de la tortuga mora, la cual se encuentra en peligro de extinción.


Llegamos a la unión del Arroyo de Verdelecho con el Río de Tabernas punto estratégico de la ruta donde se pueden realizar diferentes itinerarios. Nosotros seguiremos río abajo siguiendo el cauce. Gracias al caudal del agua de esta parte de la ruta, proporciona el crecimiento de vegetación en los márgenes del cauce, donde es un lugar elegido por diversas especies de pájaros para buscar sustento. Aquí se podrán observar aves como currucas, jilgueros, verdecillos y oropéndolas, e incluso aves acuáticas como andarríos, chortilejos y garzas. También hay aves esteparias como cogujadas, terreras, alcaravanes, sisones y ortegas.


La rambla nos llevará a pasar bajo el Puente de los Callejones que sirve para dar salida a la autovía A-92 y da acceso a la antigua Nacional 340.


En este tramo de la ruta aparecen algunas emanaciones de aguas ferruginosas que parecen oxidar y teñir de rojo los márgenes del cauce. Esto es debido a la existencia de manantiales que emanan agua con una cantidad de hierro suficiente para ser percibido. Al salir del manantial, la mayor parte de esta agua es clara y transparente, inodora y de sabor estíptico parecido a la tinta de escribir. Expuestas al contacto del aire, presentan en la superficie una película ferruginosa, rojiza o irisada, y depositan bajo la forma de copos amarillentos, cierta cantidad de protóxido de hierro.


Seguimos nuestra ruta por la rambla que llevamos. A estas horas de la mañana el sol se encuentra en pleno esplendor y hace subir la temperatura. Gracias a las umbrías y el cobijo de palmerales la ruta es mucho más llevadera.


Al poco encontramos de nuevo la rambla flanqueada por grandes cárcavas que permiten una fresca sombra. Aquí debemos estar atentos para tomar una estrecha bifurcación que nos llevaran a otros escenarios de películas.


Tomamos el estrecho camino metiéndonos de lleno en un paisaje de cárcavas donde se esconde un verdadero monumento natural muy importante a nivel europeo, ya que se pueden observar los diferentes procesos erosivos y geológicos que conforman un muestrario natural de formas curiosas y diversas. Se pueden observar arrecifes fósiles, capas en formas de pliegues deformadas por actividades sísmicas, surcos, regueros, chimeneas de hadas e incluso micro cráteres formados por la lluvia al caer.


En estos arenales donde estamos es fácil encontrar plantas curiosas como la Cistanche phellypaea subsp. Lutea, (rabo de cordero o jopo de cordero), una planta parasita que desarrolla a principios de invierno un tallo robusto con un color que puede pasar del gris al amarillo pálido. Florece en invierno, de febrero a abril y al carecer de clorofila no puede realizar la fotosíntesis. Depende totalmente de las raíces de otra planta para seguir viviendo. Otras plantas son frecuentes en este territorio que presenta un elevado número de endemismos exclusivos y especies raras a nivel mundial, que sólo aparecen en él y en otros puntos de idéntica caracterización. Podemos encontrar especies como: la siempreviva morada o Euzomodendron bourgaeanum, un arbustillo leñoso, perene de la familia de las brassicáceas, catalogada como una reliquia del jurásico en peligro de extinción.


Alcanzamos los primeros exteriores construidos para el rodaje de diversas producciones. Para esto se plantaron algunas palmeras y se construyeron fachadas de piedra evocando paisajes pertenecientes a lejanos oasis. Las cárcavas, taludes, torrenteras y ramblas, presentaban un ambiente de desolación en un marco apropiado para filmar grandes aventuras. Más adelante encontramos un puente que cruza el Barranco del Cautivo. Fue en este lugar donde se rodaron alguna toma de la película Indiana Jon y el templo maldito.


Abandonamos El Cautivo volviendo de nuevo a la Rambla de Tabernas para seguir el cauce río. Al poco encontramos un túnel que atraviesa el talud de lado a lado. Frente al túnel tenemos una gran masa boscosa de eucaliptos al que debemos acudir buscando una cadena que cierra el paso.


Al cruzar la cadena encontramos en el centro del bosque un frondoso palmeral en un marco idílico. Se trata del decorado del oasis perteneciente a la película Laurens de Arabia.


En este punto. Además de eucaliptos y palmeras encontramos adelfas y bosquecillos de tarajes (Tamarix gallica), donde encuentra cobijo la avifauna nidificante, como el verdecillo, la curruca cabecinegra o la tórtola. Sobresalen y nos llaman la atención algunas plantas endémicas que aquí encontramos como el “Jopo del zorro. La situación de este sitio, rodeado de cárcavas y la aridez del terreno hacen que este sitio parezca un verdadero oasis.


Salimos del Oasis de Laurens volviendo de nuevo a la rambla por su margen izquierdo remontándola sin meternos en El Cautivo. Si estamos atentos a los taludes veremos marcas blancas y rojas muy difusas pertenecientes al Gr 140 proveniente del Puerto de La ragua hasta Cabo de Gata en un trayecto de 169 kilómetros. Nosotros debemos continuar por el hasta llegar a la zona de sombra provocadas por las grandes cárcavas.


Tras pasar la zona de sombra salimos a un espacio más abierto de la rambla. Aquí debemos cruzar el margen a la derecha e ir muy atentos en encontrar los hitos de madera que señalan la ruta. Nos meteremos en una zona donde la vegetación es más abundante. Entre esta vegetación veremos el hito de madera que nos mete de lleno en la Ramblilla de Genaro. Sigue siendo una zona desértica que ofrece una ingente y rica variedad de recursos ambientales de interés, especialmente geológicos.


En este espacio también existen floramientos de agua, casi siempre salinos, y establecen densas formaciones de vegetación halófila en los que carrizos y tarajes disputan el substracto frente a plantas barrilleras, salsoláceas y chenopodiáceas, dominando unos u otros en función de los gradientes de humedad y salinidad del suelo. Conforme remontamos la ramblilla observaremos un afloramiento de agua que cubre de juncos y carrizos nuestro camino. Debemos adentrarnos en ellos para continuar la ruta.


Saliendo del carrizal nos encontraremos una escalinata de madera que asciende por el talud de un imponente monte Band – lands. El ascenso es corto y un poco duro pero la majestuosidad de este sitio premia el último esfuerzo que se lleva a cabo.


Tras la subida llegamos a una llanura donde existe un mirador donde las vistas son de una belleza exuberante. Desde aquí se divisa la Ramblas de Genaro y Tabernas, los imponentes Band – lamds y el mítico Monte Alfaro, donde antes de la guerra Civil Española albergaba un balneario de aguas ferruginosas utilizado por numerosos visitantes. Siguiendo el camino y tras pasar por una empalizada llegamos al Centro Turístico donde finalizamos la ruta. 

 Como llegar 

Para poder realizar esta ruta si venimos de Granada o Almería desde la A – 92 debéis tomar la salida a Tabernas por la antigua N- 340 dirección al pueblo. Nada más pasar el puente del Río Tabernas debemos tomar el primer desvío que nos lleva al Parque Temático Mini Hoolywood. Junto al parque hay unos aparcamientos gratuitos donde se puede dejar el coche.

 Comida y alojamiento

Para alojarse Tabernas ofrece diversos alojamientos. Lo podéis hacer en la Pensión Calatrava o en el Hostal Avenida. En los alrededores de Tabernas. También lo podéis hacer en las Casas Rurales los Abardinales.
Se trata de un grupo de 6 casas restauradas sobre unas viviendas de los años 60, respetando la arquitectura típica andaluza de la zona. Están totalmente equipadas y adaptadas enclavadas en un paisaje singular con unas puestas de sol extraordinarias.


Casas Rurales los Abardinales 

Carretera Nacional 340, kilómetro 474
04200 Tabernas (Almería)
Teléfono: 950611707 Fax: 950611832

info@casasruralesentabernas.es 
www.casasruralesentabernas.es 

Pensión Calatrava 

Oro Verde, 27
04200 Tabernas, Almería
Teléfono: 950 36 94 44

Hostal Avenida

Av. Andalucia, 8,
04200 Tabernas, Almería
Teléfono: 950 36 53 95

 Para comer recomiendo que lo hagáis en el Restaurante las Eras de Manolo, una empresa que ofrece un servicio sensacional con diversos platos típicos y caseros. Manolo se encarga de que su clientela esté lo más cómoda posible manteniendo un trato muy cercano, ofreciendo confianza y calidad.


Restaurante las Eras de Manolo 

 Avenida Ricardo Fábregas
04200 Tabernas (Almería)
Teléfono 680290104
 http://www.facebook.com/Las-eras- de-Manolo-1584516218489707/?ref=py_c


Ofrecen menús y diversos platos a la carta. Recomiendo el codillo y los diversos asados que ofrece. Los postres son también excepcionales, destacando los postres caseros. La calidad relación precio es óptima en un ambiente muy familiar.

 Más información: granembolao@gmail.com